Lun26062017

Last update01:35:26 PM

Ignorancia embotellada, soberbia a chorro

Valoración del Usuario:  / 3
MaloBueno 
AguaVaso

El último pleno del Ayuntamiento de Torrelavega, se ha vuelto a convertir, como tristemente viene siendo habitual, en ese plató televisivo, donde los tertulianos muestran su ignorancia sin siquiera mostrar temor a que sus argumentos puedan ser rebatidos de forma coherente. Se saben con el poder de dominar el discurso, de acaparar los titulares de los principales medios, saben que llega más el chascarrillo y la broma fácil e ignorante, que un argumento planteado de forma consistente y contrastada. Pero se equivocan una vez más minusvalorando la capacidad de la ciudadanía; cada vez más informada, más crítica y menos dependiente de la opinión generada por políticos torpes.

La moción presentada por ACPT para limitar el uso de agua embotellada en actos municipales, no solo se topó con el ya tradicional esperpéntico monólogo de Ildefonso Calderón (PP), que se recrea en sus absurdos discursos sin ningún rigor pretendido.

Al grupo popular se les sumó el primer teniente alcalde Javier López Estrada (PRC), intentando dar muestra de conocimientos técnicos, los cuales no le niego, pero que cada vez más a menudo, esconde bajo un discurso político embustero. En su discurso, trato de presentar al agua embotellada como de mayor calidad e incluso ¡más ecológica!

Cada vez más estudios demuestran que la calidad agua envasada puede llegar a ser igual o peor que la del grifo. El agua de grifo es el producto alimenticio que más controles pasa. Se pueden comprobar los parámetros analizados y las fechas de los últimos análisis de forma oficial en la web del Sistema de Información Nacional de Agua de Consumo (SINAC), que pertenece al Ministerio de Sanidad. Aquí os dejo los relativos a la red de Torrelavega; http://sinac.msssi.es/CiudadanoWeb/ciudadano/informacionAbastecimientoActionCA.do?idRed=833

Pero se sabe también que las aguas que permanecen largos períodos embotelladas a temperatura ambiente, toman un metal llamado antimonio, liberado del plástico, así como un compuesto conocido como bisfenol A, ya prohibido en Francia. Es decir, aunque el agua contenida en la botella sea de muy buena calidad, es muy probable que esté contaminada por el plástico de su envase.

En cuanto al planteamiento ecologista del teniente alcalde, no puede ser más erróneo. El agua del grifo gana por goleada en lo que respecta al medioambiente: nos ahorramos el embotellado, hecho con plásticos derivados del petróleo, que si se recicla, liberan numerosos gases tóxicos al aire, pero que además, suelen acabar en un vertedero, donde liberan con el tiempo metales pesados a los acuíferos. A esto, tenemos que añadir los costes en el consumo de energía del transporte.

La tercera pata del despropósito la puso David Barredo, concejal de Torrelavega Puede, el cual, el único planteamiento que pudo madurar es que no podía imaginarse como se llevaría a cabo. Estimado David, igual es demasiado exigente para nuestros representantes políticos un compromiso tal con el medioambiente como para traeros vuestros propios envases reutilizables, siendo así, con unas pocas jarras y vasos de cristal te soluciono tu gran dilema.

El planteamiento de la formación morada fue más allá, alegando su secretario general que: como en Torrelavega hay paro, no tiene sentido plantear estas mociones. Un "manzanas traigo" en toda regla, que me sirve para introducir otro aspecto de especial importancia: el agua embotellada va contra el principio de "el agua como bien de interés público". Si más gente consume agua embotellada, menos interés tendrás los organismos públicos en mejorar los servicios y calidad del abastecimiento de agua. Además, consumir agua embotellada es mucho más caro que consumir agua del grifo: Un litro de agua de botella cuesta cerca de 0,22 euros, mientras que la del grifo sale sobre 0,002 euros por litro.

Son pocas las ciudades que legislan contra el agua embotellada, que cada año genera 89.000 millones de botellas de plástico, pero ya hay honrosas excepciones. San Francisco ya se convirtió en la primera ciudad de EEUU en eliminar el gasto municipal en botellas de agua, tras Bundanoon (Australia) donde los comercios se llenaron de recipientes reutilizables a precios baratos y comenzaron a instalarse más fuentes públicas.

Una cosa tengo clara, Torrelavega acabará siendo una de esas ciudades sin agua embotellada, quizá tendremos que esperar a que tal mediocridad política abandone nuestros plenos, o simplemente a que el PSOE o Podemos lo planteen a nivel nacional y así sus marionetas municipales lo presenten y aprueben en pleno. Torrelavega tiene una riqueza de manantiales que muchas ciudades desearían y una pobreza política que muchos torrelaveguenses despreciamos.

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar