Jue17082017

Last update10:53:12 PM

“Calderón presenta su moción de censura”

Valoración del Usuario:  / 7
MaloBueno 

Ya está aquí. La moción de censura al Partido Popular parece que no tiene vuelta atrás. Al parecer, si no cambian las cosas, el PSOE y PRC van a coger las riendas de Torrelavega. Apenas quedan 18 meses para las próximas elecciones y ambos partidos han decidido que la ciudad no puede seguir en la deriva a la que está sometiendo el Partido en el gobierno, con Ildefonso Calderón a la cabeza.

Se pueden dar varias lecturas de esta moción de censura. Una para los partidos políticos y otra para los ciudadanos, para Torrelavega.

Para el PP es un punto y aparte a su propia agonía. La situación es insostenible. Un partido que se quema por los cuatro costados y el pirómano del alcalde no deja de echar más gasolina. Sus declaraciones son a cada cual más ridículas. Dispara a todo aquello que se mueve como un auténtico francotirador. Les llama batasunos al PRC y falangista a su cabeza de lista. Menosprecia a Lidia Ruiz Salmón llamándola desconocida, sin darse cuenta que cuando ella ya era concejal del Ayuntamiento, él estaba aún con su bata blanca de médico, donde nunca debió salir. Carga contra ACPT por los altercados en la carrera de E.ON y les culpa de todo lo sucedido. Calderón ha puesto todo de su parte para llegar a esta moción de censura.

No soporta cómo su protagonismo pierde fuerza. Su gestión ha sido nefasta. Poner agua en la fuente de cuatro caños y poco más. Eso sí, ha dejado las arcas vacías cuando él mismo dijo que estaban saneadas. Está claro que ha sido el saco de los golpes de todo movimiento ciudadano sin tener culpa de muchas cosas en el fondo pero si en las formas.

Cuando los trabajadores de SNIACE gritan su dimisión, no le están echando la culpa del cierre de la factoría, simplemente le piden que vote lo mismo en el pleno del ayuntamiento de Torrelavega (donde se defienden los intereses de los torrelaveguenses) que en el parlamento de Cantabria. Cuando gritan enfrente del ayuntamiento por el céntimo verde, están gritando contra la calle Génova, contra las políticas de su gobierno.

Cuando los afectados por el transformador de Lasaga Larreta boicotean una carrera, lo están haciendo por un claro ejemplo de provocación. Porque cuando el responsable de E-ON dice que conoce el descontento de la ciudad con la eléctrica, pero espera que la carrera sea un éxito, el alcalde debería conocer ese descontento de sus ciudadanos y pedir explicaciones.

Cuando un juez dicta sentencia y dice que lo que él noto en su puerta no fue un escrache, él hace todo lo posible para obligar a delegación de gobierno a multar a los manifestantes. Cuando cierra un pleno a cal y canto a los ciudadanos, que no lo llame democracia porque no lo es.

Para el PSOE la moción no ha empezado bien. No la han presentado y las disputas internas han hecho que ya hayan dimitido 5 miembros de la ejecutiva local. El cruce de declaraciones en prensa está fuera de lugar, no ayudan a nada. Parece que cuando las cosas estaban con viento a favor y podrían recuperar la Alcaldía perdida, ellos mismos se encargan de frustrarlo. Se puede discutir si la moción para ellos es buena o mala, pero lo que no pueden permitir los militantes del partido es que, quien los representa, se peleen en prensa continuamente. Esto es intolerable e injustificable para el pueblo.

Políticamente el PSOE tiene mucho que perder y poco que ganar. Ildefonso les estaba poniendo la Alcaldía en bandeja de plata para el 2015 pero no han querido esperar. Y quizá este punto es lo que a la ciudadanía le tiene que hacer pensar. Si el partido puede perder mucho en este año, deduzco que no lo han hecho por inquietudes de poder y por coger 4 sueldos y sí por salvar a Torrelavega del caos en el que está.

Una tarea harto complicada. No podemos pensar ahora que solucionaran el problema de Sniace, que disminuirá el paro o que quitarán el transformador de Lasaga Larreta. Lo que si podemos esperar es que el ayuntamiento vuelva a ser de todos.

Al PRC la jugada les está saliendo redonda. No tienen mucho que perder aunque creo que tampoco nada por ganar. Lo que sí han conseguido ya, más concretamente Marcano, es quitarse a Blanca Rosa del medio. Ellos no tienen otra cosa más que hacer que esperar, porque a río revuelto, ganancia de pescadores.

El mayor problema que tienen ahora es no responsabilizarse con concejalías complicadas. La concejalía de Empleo es una de ellas. Con alrededor del 25% de paro en Torrelavega en este año es muy difícil hacer una buena gestión. En la concejalía de Hacienda, con el Ayuntamiento en déficit, hay que hacer ingeniería financiera para volver a cuadrar los números como estaban.

Las concejalías de Personal y de Medio Ambiente, también son poco gratificantes en estos momentos. La primera por tener que negociar con los trabajadores situaciones complicadas, impuestas por el Gobierno nacional para las administraciones públicas. La segunda, porque hay que negociar dos puntos importantes y con solera en Torrelavega: las mercancías peligrosas de la estación de Tanos y el generador de Lasaga Larreta.

Por el contrario hay concejalías muy agradecidas y en las que en este tiempo se pueden hacer, o por lo menos no deshacer más. Deportes, Urbanismo, Cultura y Asuntos Sociales les pueden venir como anillo al dedo para sacar un gran puñado de votos a quien sepa dirigirlos.

Y los más tranquilos del todo son los de ACPT. En un primer momento dijeron que sí a la moción. Luego empezaron a dudar y después, cuando desde el equipo de Gobierno se les ha acusado de partícipes en los altercados de la carrera nocturna, ahora otra vez vuelven al sí.

Su postura la tienen clara. De la moción no van a sacar nada pero del voto de la izquierda quizá sí. Están gozando con los problemas internos del PSOE. Ven en ellos una desbandada del voto socialista a su candidatura. Es más, ya han empezado la campaña electoral cargando tintas contra el Partido Socialista. Pero están cometiendo un grave error. Su acercamiento a ciertos colectivos hace que dejen de lado sus inicios para con las uniones vecinales. Quizá saquen 400 o 500 votos de estos grupos, pero pierdan más por los otros. Iván Martínez en eso no aprendió mucho de su maestra, Esther, quien administraba esto mucho mejor.

Con todo ello, con la moción en puertas, lo único que queremos y deseamos que sea única y exclusivamente buena para Torrelavega y sus ciudadanos. Que con esta moción nos devuelvan la emoción por la ciudad